Tu Escudo 249 de 365: En La Dirección de La Corriente

Porque contigo está el manantial de la vida; En tu luz veremos la luz. Extiende tu misericordia a los que te conocen, Y tu justicia a los rectos de corazón. (Salmos 36:9-10)

Seamos buenos nadadores o no, una idea lógica sería nunca ponerse frente a la corriente en la dirección contraria, pues no tendríamos posibilidad de hacerle frente. De otro modo, seguirla e ir en su misma dirección nos garantizaría mantenernos a flote y sin agotar energías, dirigirnos a los cursos donde esta nos lleve.

Al honrrar a Dios y contar con su presencia en nuestras vidas, sabemos que siempre estaremos, sin importar la situación, del lado correcto de la corriente. Y es que El Señor nos mantendrá a flote en los rápidos y nos guiará siempre a aguas de reposo.

Las Santas Escrituras nos recuerdan que la misericordia de Dios y su amorosa bondad se renuevan “cada mañana” (Lamentaciones 3:22-23). Su misericordia no sólo aguarda por nosotros, sino que además es fresca, fluída y poderosa con cada nuevo día. Necesitamos entrar en la corriente del río de la vida de Dios, temprano en la mañana y aprender a flotar en el poder de su presencia.

Palabra Diaria: Señor, manténme siempre del lado correcto de la corriente, en el río de la vida, navegando en todo tiempo de cara a Tus maravillosos planes. Que las enseñanzas que encuentro a la luz de Tu Santa Palabra, sean los vientos que empujen mi avance, a las maravillosas promesas que reciben aquellos que te siguen con obediencia y fidelidad.

Comments

comments