Tu Escudo 216 de 365: Una Relación Íntima 1135

Así que, hermanos, teniendo libertad para entrar en el Lugar Santísimo por la sangre de Jesucristo, por el camino nuevo y vivo que él nos abrió a través del velo. (Hebreos 10:19-20)

La Palabra de hoy es clara: ¡PODEMOS TENER UNA relación íntima con Dios! y es que Podemos hacer cosas que nos ayudan a experimentar su presencia, pero también es posible hacer otras que impiden esa bendición. Por ejemplo, si caminamos en la paz y en el amor de Dios, tanto al recibir su amor como permitir que se amor fluya a través de nosotros hacia otros, experimentamos más de su presencia.

A cualquier persona que realmente desea conocerle más, el Señor le mostrará cómo lo puede hacer. Debemos encontrar aquellas cosas que nos acercan a Dios, y ponerlas en práctica.

Podemos ocultar e impedir nuestro sentido de la presencia de Dios cuando seguimos nuestros deseos carnales y nuestros propios planes, sin consultarle a Él, o también cuando nos esforzamos en hacernos aceptables a Él.

Nuestros esfuerzos deben ser más bien orientados a la búsqueda de Dios mismo, tratando de conocerlo más, de escuchar su voz más claramente, y de vivir en obediencia a sus preceptos.

Podemos disfrutar de su presencia o experimentar las presiones del mundo; su presencia o los deseos de la carne. Podemos gozar de su presencia o sufrir la esclavitud del legalismo religioso.

La vida detrás del velo es maravillosa . . . ¡Entra!

Palabra Diaria: Señor, Deseo tu presencia en mi vida. Enséñame maneras específicas para aprender a conocerte mejor.

Comments

comments