Biblia de Promesas Artículos

Así que, si el Hijo os libertare, seréis verdaderamente libres.

Porque el Señor es el Espíritu; y donde está el Espíritu del Señor, allí hay libertad.

El que practica el pecado es del diablo; porque el diablo peca desde el principio. Para esto apareció el Hijo de Dios, para deshacer las obras del diablo.

¿Con qué limpiará el joven su camino? Con guardar tu palabra.

Oye a tu padre, a aquel que te engendró; Y cuando tu madre envejeciere, no la menosprecies.

Huye también de las pasiones juveniles, y sigue la justicia, la fe, el amor y la paz, con los que de corazón limpio invocan al Señor.

Igualmente, jóvenes, estad sujetos a los ancianos; y todos, sumisos unos a otros, revestíos de humildad; porque: Dios resiste a los soberbios, Y da gracia a los humildes.

Porque la ley del Espíritu de vida en Cristo Jesús me ha librado de la ley del pecado y de la muerte.

Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros.

Justificados, pues, por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo.