Categoría: Liberación

Respóndeme cuando clamo, oh Dios de mi justicia. Cuando estaba en angustia, tú me hiciste ensanchar; Ten misericordia de mí, y oye mi oración.

Dios hace habitar en familia a los desamparados; Saca a los cautivos a prosperidad; Mas los rebeldes habitan en tierra seca.

Cuando el hombre cayere, no quedará postrado, Porque Jehová sostiene su mano.

Tú eres mi refugio; me guardarás de la angustia; Con cánticos de liberación me rodearás. Selah

Mis ojos están siempre hacia Jehová, Porque él sacará mis pies de la red.

Saca mi alma de la cárcel, para que alabe tu nombre; Me rodearán los justos, Porque tú me serás propicio.

A Jehová clamé estando en angustia, Y él me respondió.

Los salvó de mano del enemigo, Y los rescató de mano del adversario.

Así que, si el Hijo os libertare, seréis verdaderamente libres.

Porque el Señor es el Espíritu; y donde está el Espíritu del Señor, allí hay libertad.