Categoría: Impaciencia

Pero si esperamos lo que no vemos, con paciencia lo aguardamos.

A fin de que no os hagáis perezosos, sino imitadores de aquellos que por la fe y la paciencia heredan las promesas.

Por tanto, nosotros también, teniendo en derredor nuestro tan grande nube de testigos, despojémonos de todo peso y del pecado que nos asedia, y corramos con paciencia la carrera que tenemos por delante.

Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe.

Con vuestra paciencia ganaréis vuestras almas.