El Amor de Dios Es Permanente

En las buenas y en las malas, lo único constante es el amor de Dios. (Filipenses 3:7-9)

Comments

comments