Categoría: Dios y Su Paz

Porque él es nuestra paz, que de ambos pueblos hizo uno, derribando la pared intermedia de separación,

Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús.

Y la paz de Dios gobierne en vuestros corazones, a la que asimismo fuisteis llamados en un solo cuerpo; y sed agradecidos.

Seguid la paz con todos, y la santidad, sin la cual nadie verá al Señor.

Porque el amor de Cristo nos constriñe, pensando esto: que si uno murió por todos, luego todos murieron.