21 de Abril: Un Amor de Compromisos

Palabra:

“Y nosotros hemos conocido y creído el amor que Dios tiene para con nosotros. Dios es amor; y el que permanece en amor, permanece en Dios, y Dios en él” (1 Juan 4:16)

Existen muchos sentimientos que son muestra de la presencia de Dios en nuestras vidas; sin embargo uno de ellos resalta entre la multitud: Su Amor.

Y es que el amor de Dios es puro como ningún otro, incondicional y sin prejuicios, es una hermosa promesa que bendice nuestras vidas pero que nos exige a cambio una responsabilidad, adorar al Señor y rendirle gloria devolviendo a aquellos que nos rodean, ese maravilloso amor que nos regala.

Exaltemos a Dios generando lazos de hermandad, de comunión fraternal con las personas a nuestro alrededor y tengamos presentes que amar a Dios implica también amar a otros.

Que la paz del Señor y su bondad guíen nuestro caminar. Que su sabiduría nos alumbre el sendero, de manera que podamos ser ante otros muestras de su carácter y afecto.

Oración:

Señor, quiero que Tu amor y Tu paz, sean los guías de mi vida. Dame la fortaleza y la sabiduría para no desprenderme de ese sendero, sabiendo que aunque los malos sentimientos o las distracciones puedan aparecer frente mí, contaré con Tú presencia para librarme y seguir adelante. Amén

Comments

comments