06 de Junio: Permanenciendo en Su Palabra

Palabras de Jesús:

“Si permanecéis en mí, y mis palabras  permanecen en vosotros, pedid todo lo  que queréis, y os será hecho”. (Juan 15:7)

Jesús dijo muchas veces que la oración podía hacer lo imposible, realidad. En el versículo de hoy, nos entrega una hermosa promesa: Si permanecemos (esperamos) en Él y sus palabras permanecen (se quedan) en nosotros, nuestras oraciones son contestadas.

Si ponemos en práctica la condición del versículo de hoy, entonces siempre vamos a pedir bien, porque cuando caminamos junto a Dios y vivimos conforme a Su Palabra, aquello a lo que aspiramos, estará dentro de su voluntad de paz, bienestar y bien, para cada uno de nosotros.

Y es que cuando la palabra de Dios permanece en nosotros ella nos mueve a obedecerla, ella nos guía a cambios, a modificaciones de actitudes, palabras y obras de tal manera que produce una vida de fe y obediencia que nos capacitan para poder pedir y en consecuencia recibir de Su inagotable provisión.

Recuerda, Dios ha elegido moverse a través de nuestras oraciones para hacer grandes cosas que no sucederían de ninguna otra manera. Cuando buscamos su presencia, Él nos da luz para el camino que tenemos por delante y nos revela sus propósitos.

Oración:

Señor, gracias por las maravillosas promesas que guardas a aquellos que Te siguen. Ayúdame a permanecer en Ti y que Tu Palabra permanezca en mí, para ser digno de recibir Tus maravillosos galardones. Amén.

Comments

comments