06 de Agosto: Lo Que Procede de Dios

Palabra:

“Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo justo, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre, si hay virtud alguna, sino algo digno de alabanza, en esto pensad, lo que aprendisteis y recibisteis y oísteis y visitéis en mi casa, esto haced; y el Dios de paz estará con vosotros.” (Filipenses 4:8-9)

Debemos ser aceptados de la manera en que somos. Resulta a veces fácil, quedar atrapados en la sensación de querer complacer a las personas y cambiar nuestra forma de actuar para que otros se sientan a gusto, olvidando que así nos traicionamos a nosotros mismos, siendo lo que en realidad no queremos ser.

El ser humano tiende siempre a mirar el exterior de las personas y de allí creen hacerse una idea completa, de cómo son ellas o cuáles son sus creencias. Con ese proceder, pasan por alto que Dios sólo mira nuestro corazón y no lo que hay fuera de Él. Olvidan asimismo, que si pasan el tiempo de la preciosa existencia que el Señor les regala, tratando de impresionar a otros, no están siendo las personas que fueron creadas por Dios a ser.

Siempre tropezaremos con la piedra de por alguna razón no ser aceptados por otros en ciertas circunstancias. Mas sin embargo, debemos tener presente que será más doloroso aún jugar un papel que no es el que nos pertenece. Recuerda que nunca podremos satisfacer a todo por igual.

El rechazo es algo normal en nuestra existencia y ante él solo debemos reconocer una cosa: Somos aceptados por Dios en Cristo. Fuimos adoptados como hijos del Señor a través de Él y en consecuencia nuestra guía existe en aquel que manda en los cielos y el universo, Dios nuestro Padre.

¿Qué mayor bendición que ser hijo de Dios, Padre eterno y misericordioso? Realmente ninguna otra puedo recordar.

Oración:

Señor, Tú que eres creador en abundancia y derramas cada día bendiciones sobre mí, enséñame a ser la persona en la que quieres que me convierta. Enséñame a amar como tú amas y abrir los ojos para encontrar en cada situación, el propósito al que me has destinado. Amén.

Comments

comments