05 de Mayo: Reconforta a Su Pueblo

Palabra:

“Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo” (Juan 16:33)

Las palabras de Jesús y sobre Jesús, nos ayudan a levantarnos cuando experimentamos una gran decepción. La calma en su hablar, la sabiduría en sus palabras y su serenidad, son una fuente de refugio que como cristianos debemos tener presentes: Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo. (Juan 16:33). En este versículo Jesús habla a sus discípulos de que no hay dudas de que ellos experimentaran duras cargas en sus vidas. Sin embargo, también les hace la promesa de que su poder es mayor que cualquier obstáculo que ellos enfrenten.

Las escrituras nos enseñan que aquellos unidos en Cristo se sobreponen junto a Él: Porque todo lo que es nacido de Dios vence al mundo; y esta es la victoria que ha vencido al mundo, nuestra fe.  ¿Quién es el que vence al mundo, sino el que cree que Jesús es el Hijo de Dios? (1 Juan 5:4-5). Jesús nos pone en perspectiva para convertirnos en luchadores de fe, cuando nos dice: porque mayor es el que está en vosotros, que el que está en el mundo. (1 Juan 4:4). Asimismo el Apóstol Pablo nos exhorta: Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó. (Romanos 8:37).

No olvides ante esa gran decepción que has sentido, que Dios reconforta a su pueblo, Él es refugio y calma en tiempos buenos y malos y nadie es más poderoso que Él. Entrégate a Cristo y deja que Él tome control de la situación, con Él al mando, será segura nuestra victoria.

Oración:

Señor, recibo hoy Tu promesa de paz constante, paz de confort, paz de certeza que ante cualquier situación me acompañas y me guías por los caminos del bien.  Amén.

Comments

comments